Saltar al contenido

ZAHORÍ

   Mi abuela Pilar decía que hay un duende que sabe donde está todo lo que has perdido y que si llamas al duende y le cuentas lo que perdiste por medio de un divertido estribillo, él se encarga de llevarte de la mano a donde está lo que ha desaparecido. -“Mientras no te lo hayan robado”. Eso decía ella. Este duende que es común en Galicia y Asturias se llama Zahorí. Y muchas historias y cuentos se basan en él. Cuando algo se me extravía, ese pequeño conjuro que aprendí de niño se me viene ya a la mente y sigo los pasos que me enseñaron, que son muy parecidos al pequeño ritual que se hace en ocasiones como esas, con al “San Antonio” de los católicos. Hay que pronunciar con calma las palabras para llamar al duende y después con la misma calma describir con detalle lo que has perdido. Se dice que el duende escucha y si lo entiende bien, va guiándote y dándote señales para encontrarlo. Y algo muy importante, debes tener paciencia, porque, has de tener en cuenta que es un duende y a los duendes les encanta jugar, así que es posible que te lleve dando un pequeño rodeo. Pero te lleva, te lo aseguro. Cuando necesites su ayuda ponte en medio de la casa o del lugar donde has extraviado lo que quieres encontrar, no pienses en nada, deja tu mente en blanco y di estas palabras:

“Duende, duende, duende…duendecillo.

Una cosa perdí.

(aquí hay que hacer una descripción del objeto perdido)

Duende, duende, duende… duendecillo.

Tú sabes bien donde está lo perdido,

llévame de tu mano

y para siempre estaré agradecido”

A mi me funciona. No se pierde nada con probar. Si hace tiempo que buscas por la casa algo que has perdido…….¡haz como mi abuela decía!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.